¿Cómo poner limites a los hijos?

¿Los berrinches y desobediencia de tu hijo(a) ya se te salieron de las manos? Cuando ya no tienes control sobre los hijos y éstos se saltan tu autoridad, dejándote en calidad de esclavo de ellos…aquí te presentamos algunos consejos para ir poco a poco tomando el control en casa y devolver la paz en la familia.

¿Cómo poner límites a los hijos?

Lo primero es SER FIRMES. Decirle NO al niño, debe significar eso…un rotundo NO.
A veces decimos ¡No!, pero el mensaje que llega al niño es “tal vez” “sí” a veces”,”quizá” y ¿cómo es esto?… Nuestra voz dice algo pero nuestro cuerpo dice otra cosa.


1) Sé un padre seguro de sí mismo..si quieres que tu hijo tome en cuenta tu palabra, actúa con confianza, firmeza y total autoridad…¡creétela! Tú eres el que manda


2) Al llamarle la atención al hijo, se debe hacer con serenidad, sin gritos y mirándolo a los ojos…¡sé contundente!

3) Ser claros y breves con lo que le solicitamos

4) Centrarnos en la conducta, por ejemplo: En lugar de decir “eres un metiche”, decirle: “No me interrumpas cuando hablo con otra persona”

5) ¡Adelántate a los hechos!. Dale a conocer a tus hijos hasta donde pueden llegar (límites) y las consecuencias que conllevan el pasarse de esos límites y así lo pensará dos veces antes de actuar

6) Las consecuencias, a diferencia de los castigos, son naturales, es decir son inmediatas y están relacionadas directamente con el acto… ¡No le quites el nintendo si tiró un vaso de leche!, mejor haz que limpie y recoja…¡a la próxima será más cuidadoso!

7) En toda ocasión debe haber consecuencias, por lo que también ¡hay que ver las acciones buenas de nuestros hijos!

8) Cuando el niño realiza algo positivo, hay que hacer saber nuestro sentir con frases como ¡Muy bien! ¡Qué emoción! o ¡Me da mucho gusto!…si no valoramos sus cosas buenas, no las volverá hacer o tendrá la sensación de “¿para qué si nadie lo valora?”…¡hay que reforzarlas!

9) Las consecuencias deben ser breves, ésto las hace más efectivas

10) Después de vivir la consecuencia…¡Empezar desde cero!, no le sigas recordando lo que hizo una y otra vez, haz borrón y cuenta nueva…

Verás como la relación con tus hijos puede mejorar siguiendo estos sencillos consejos.
Si tienes dudas o de plano crees que es necesario, no temas en pedir ayuda, los psicólogos y orientadores familiares estaremos siempre para apoyarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *